5 pautas para que los caprichos del verano no te pasen factura en otoño

pautas para que los caprichos del verano no te pasen factura

¡Qué difícil mantenerse en forma en verano! Comidas por aquí, cenas por allá, cervecita en el chiringuito, heladito a media tarde… ¿pero qué mejor época del año para disfrutar de los placeres de nuestra gastronomía? 

No debemos obsesionarnos… no podemos estar pendientes de lo que ingerimos constantemente, así que déjate llevar de vez en cuando estos días. Verás como tu cuerpo también lo agradece.

No obstante, tampoco debemos abandonarnos a todos y cada uno de nuestros impulsos foodies. Es recomendable también en verano, mantener ciertas pautas que nos ayuden a no engordar demasiado durante la temporada veraniega. Por ello, los días que nos quedemos en casa, podemos aprovechar para llevar a cabo una serie de pautas para que los caprichos del verano no te pasen factura la próxima temporada.

 

5 pautas para que los caprichos del verano no te pasen factura en otoño

 

No siempre estarás de fiesta -salvo la semana o los 10 días de vacaciones fuera de casa-, así que aprovecha esas comidas y cenas en casa para llevar a cabo cierta rutina saludable.

    1. Beber entre 2 y 2,5 litros de agua. Y si te apetece una cerveza, tómala con mesura. En el caso del tinto de verano, mejor prepararlo que comprarlo ya hecho. Además, también puedes aumentar el consumo de fruta, verdura y hortalizas que tengan porcentaje de agua elevado.

    2. Cuidado con los helados. Es la temporada más propicia para disfrutarlos, pero mejor que en tu congelador haya más oferta de los clásicos de hielo y sabor a frutas que los conos y almendrados.

pautas para que los caprichos del verano no te pasen factura

    3. Si en tu gimnasio reducen el horario de clases o tu entrenador favorito está de vacaciones, plantéate un paseo diario al caer el sol o a primera hora de la mañana. Con un mínimo de 30 minutos quemarás calorías sin apenas darte cuenta. Si necesitas mayores retos deportivos, hay multitud de rutinas de ejercicios varios y de zonas localizas en Internet que puedes reproducir en casa.

    4. Evita en la medida de lo posible los aperitivos antes de las comidas. Normalmente están compuestos por productos bastante calóricos y pobres en nutrientes. Si no puedes evitarlo, introduce más verduras y hortalizas como las crudités, los frutos secos crudos o las chips de verduras.

    5. Siempre que puedas presta atención a la combinación de alimentos durante tus comidas diarias. Combina carnes blancas, pescados azules y huevos para comer y cenar como fuente principal de proteína. Añade un 50% de verduras crudas, al horno o al vapor, y precaución con las cantidades de hidratos de carbono, sobre todo en la noche.

 

Disfruta de la cocina de restaurante Ramón durante todo el verano porque… no cerramos en agosto

 

Pero si comes y/o cenas fuera de casa, recuerda que en Ramón apostamos por una cocina tradicional y variada, repleta de productos frescos como verduras, hortalizas, carnes y pescados. Puedes disfrutar de la cocina de restaurante Ramón también en agosto porque no cerramos por vacaciones.

Recuerda también, que nuestra cocina es apta para celíacos. Elaboramos platos concretos en base a productos aptos para intolerantes al gluten como el pan, los rebozados y también los postres. Solo tienes que indicárnoslo.

Con estas pautas para que los caprichos del verano no te pasen factura en otoño, ya no tienes excusas para disfrutar de una agradable experiencia en restaurante Ramón.

Te esperamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *