Comidas y picoteos sanos para verano que te ayudarán a mantener la línea

comidas y picoteos sanos para verano

El verano es una época en la que se permiten ciertos excesos y caprichos que durante el resto del año procuramos no cometer. Sobre todo si se trata de alimentos de temporada, como los helados o la sangría… ¡Cómo se disfrutan con las altas temperaturas!

Disfrutamos de más tiempo libre, de las reuniones con amigos y familiares, de las terracitas y chiringuitos… y todo ello resulta tan tentador que más de uno se pasa el día comiendo y bebiendo. Pero si te preocupa mantener la línea también ahora, hoy queremos contaros algunos de las comidas y picoteos sanos para verano, ideales para comer o picar entre horas.

Pero seguro que te habrás planteado, ¿cómo voy a encontrarlos si la mayoría de días como fuera de casa? Tranquil@, no se trata de comidas y picoteos sanos para verano complejos. Son recetas típicas del verano que la gran mayoría de restaurantes y locales de comida incluyen en su carta.

 

7 comidas y picoteos sanos para verano


Encurtidos

Si vas a tomarte una cerveza, probablemente la acompañen con un platito de patatas fritas, frutos secos o aceitunas. En vez de todo esto, los encurtidos son mucho más saludables. Contienen fibra, minerales y vitaminas, y lo más importante, pocas calorías. Pregunta si tienen pepinillos, tápenas o incluso banderillas y cambia el aperitivo de acompañamiento.

Gazpacho andaluz

platos de verano

El gran protagonista del verano de la gastronomía española. Es nutritivo, fresco y está buenísimo. Su base de tomate y otras hortalizas como el pepino, la cebolla o el pimiento, lo convierten en un complemento alimenticio de 10. Hidrata, es antioxidante, refuerza el sistema inmunológico, y tiene muy pocas calorías. Sobre todo si prescindes de los crutones de pan frito… aunque si no abusas, será un complemento perfecto.

Hummus

Una gran opción si te gusta “dipear”. Es un gran sustituto de los nachos con guacamole. Esta mezcla de garbanzos, zumo de limón y sésamo contiene muy pocas calorías y sí un aporte proteico y nutricional excelente. Puedes acompañarlo con las típicas crudités de verdura, con el clásico pan de pita o con cualquier palito o tosta de pan integral o con semillas.

Ensaladas

Es una receta con doble filo. Muchos piensan que al tratarse de una ensalada con base de lechuga, pueden acompañarla con un montón de alimentos. Sobre todo hay que huir de las salsas (mahonesa, césar, rosa…) y cuidado con las proteínas. Podemos incluir pollo o pavo –mejor a la plancha que empanado- en lugar de bacon o jamón de york, atún o caballa… pero lo mejor es que solo haya una fuente de proteína en la ensalada. Si te gusta el queso, opta por los menos calóricos como el queso fresco, el de cabra, la ricota o la mozzarella. Cuidado también con la sal si retienes líquidos, en su lugar puedes probar con un poco de zumo de limón.

Tartar de salmón

Ya os hablamos recientemente de la popularidad de la raw food, por lo que no se trata de una receta difícil de encontrar hoy en día. Depende mucho de cómo sea la receta, pero el salmón es un pescado graso muy nutritivo para nuestro organismo y bajo en calorías. También puedes optar por la versión del tartar de atún. Es una de las comidas y picoteos sanos para verano más trending.

Helado de chocolate

Si quieres helado, mejor el de chocolate puro. Sus beneficios son sobredamente conocidos hoy en día, y gracias a su aporte calórico reducido, se ha convertido en el alimento fetiche de todo aquel preocupado por estar sano. Es mucho mejor si lo pides en tarrina, sin aderezos, y te olvidas del cucurucho, aunque ya sabemos aquello de que uno de vez en cuando, no hace daño.

Café y limón granizado

A pesar de contener bastante azúcar, es una buena opción para refrescarnos y tomar algo a media tarde. Eso sí, no lo combines con helado o cualquier dulce, ya que estarías multiplicando las cantidades de azúcar. Tampoco añadas alcohol al granizado de limón; sabemos que es muy agradable pero en la medida de lo posible, evita hacerlo.

Como veis, no se trata de comidas y picoteos sanos para verano light. Son recetas que nos aportan pocas calorías pero muchos otros nutrientes. La mejor opción es que no se abuse y siempre que estemos en casa, procurar no consumir alimentos demasiado calóricos como bollería, productos de alimentación precocinados, alcohol…

Recuerda que lo mejor es consumir mucha fruta y verdura, beber entre litro y medio y dos litros de agua y hacer un poco de ejercicio (si es diario, mucho mejor).

¡Os deseamos un feliz verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *