Falsos mitos sobre las legumbres ¡Que no te engañen!

falsos mitos sobre las legumbres

¿Cuántos días a la semana consumes legumbres? Es una de las categorías de alimentos de la que más prescindimos cuando queremos perder peso. Y sí, como te estás imaginando, es un grave error. Las legumbres se posicionan en tercer lugar dentro de la pirámide nutricional, junto a las proteínas como la carne, el pescado, los lácteos y los huevos. Este factor ya nos está indicando que se consideran alimentos imprescindibles dentro de una dieta sana y equilibrada.

Uno de los principales falsos mitos sobre las legumbres radica en el hecho de que su consumo nos engorda. Y como no todo es blanco o negro, es cierto que, si comemos legumbres de manera incorrecta, estas pueden alterar nuestro peso. Pero a pesar de ello, su consumo es muy común y la variedad entre lo que podemos elegir es bastante amplia.

Se consideran legumbres las lentejas, los garbanzos, las alubias, la soja, entre otras. Todas ellas son alimentos de origen vegetal ricos en proteínas y hierro, además de constituirse como una gran fuente de fibra soluble. Pueden consumirse secas o cocidas, pero siempre hidratadas para facilitar su digestión. Y lo que resulta fundamental: saber combinarlas con otros alimentos que las complementen. De esta forma podremos consumir legumbres sin miedo y aprovechándonos de todos sus beneficios. No debemos olvidar que las legumbres y los cereales han sido consumidos por los humanos desde tiempos inmemoriales.

Los tres falsos mitos sobre las legumbres más populares que seguro has escuchado

falsos mitos sobre las legumbres

Así, muchos de los falsos mitos sobre las legumbres que habremos escuchado y leído, vienen de la desinformación sobre las características y propiedades innatas de este tipo de alimento.

Las legumbres engordan.

Siempre que no las combinemos con proteínas de origen animal (carnes, pescados), las legumbres no incrementarán su aporte calórico. Su alto contenido en proteínas y hierro hace que la combinación con cereales y alimentos altos en vitamina C (frutas y verduras), ayuden a nuestro organismo a absorber mejor todos sus nutrientes. Además, se debe prestar especial atención a las cantidades.

Las legumbres no deben ser consumidas por diabéticos.

Este falso mito se desmonta también partiendo del punto anterior. La mayoría de legumbres contienen muy poca grasa, y además ésta es poliinsaturada. Contienen hidratos de carbono y son fuente de fibra soluble, lo que conlleva a una digestión más lenta; la glucosa se libera también paulatinamente. Por ello, las legumbres pueden ser consumidas también por personas con diabetes.

Las legumbres solo son para el invierno.

Quizá una de las teorías que más se ha desmontado en los últimos años. La variedad de legumbres influye también en su consumo durante todo el año. Por lo general, al hablar de legumbres pensamos a priori en platos de cuchara tradicionales. Pero nada más lejos de la realidad; a diario podemos encontrar multitud de recetas cuyo ingrediente principal son las legumbres en recetas de ensaladas, hummus, incluso preparados de origen cárnico como las hamburguesas de soja. Las legumbres son una alternativa fantástica para veganos y vegetarianos.

falsos mitos sobre las legumbres

Son numerosos los estudios que en los últimos años se han llevado a cabo sobre el consumo de las legumbres. Muchos de ellos, como consecuencia de sus propiedades nutricionales sumamente contrastadas y para fomentar un mayor consumo de las mismas. Sin ir más lejos, se ha descubierto incluso que las legumbres pueden ayudar a reducir la mortalidad por cáncer.

Por tanto, podemos disfrutar de guisos tradicionales sin miedo a engordar, siempre que a las legumbres únicamente las acompañemos de verdura. Podemos disfrutar de recetas con legumbres más casuales y apetitosas. Y no olvidemos incluirlas en nuestra alimentación durante todo el año.

Y de vez en cuando puedes darte un homenaje y disfrutar de cualquiera de nuestros platos de cuchara, en donde las legumbres siempre están presentes. Lentejas, fabada, pochas… Tradición, hogar y familia en cada cuchareo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *