3 características de la cocina tradicional, la base de todas las cocinas

características de la cocina tradicional

Sigue muy presente en nuestros días. Fundamento y raíz de las diferentes cocinas mundiales, la cocina tradicional es aquella que nos recuerda a nuestra infancia, al calor del hogar y de la familia. Hoy en día la cocina tradicional sigue muy vigente en restaurantes, no sin algún toque de modernidad que difiera de lo que puedas preparar en casa.

La cocina tradicional está llena de matices y sabores. Es muy habitual que en cada región se cocine un producto concreto y sepa diferente en función de la zona en que lo degustes. El hecho de que no contáramos con tan amplia variedad de alimentos como hoy en día, favoreció a crear un recetario muy amplio con ingredientes básicos.

 

Características de la cocina tradicional

 

Los alimentos que normalmente se emplean en la cocina tradicional son fáciles de conseguir, económicos y nutritivos. Pero si por algo podemos identificar a la cocina tradicional del resto, es basándonos en las siguientes características fundamentales:

 1. Cocina de reflejo sociocultural.

Es una de las características de la cocina tradicional más importantes. La misma surge como consecuencia de los productos de la tierra de la zona en concreto. En base a las necesidades de las personas –influenciadas por la zona en la que viven y los víveres de los que disponen (productos de temporada)-, estas han ido desarrollando diferentes formas de cocinar un mismo producto. Así va surgiendo el recetario popular que va identificando distintos lugares dentro de un mismo país o región. Dichas recetas van pasando de generación en generación hasta llegar a nuestros días.

 2. Cocina de base.

La cocina tradicional se entiende como una cocina sencilla que entraña técnicas y productos clásicos, de toda la vida. Los guisos y la comida a la lumbre extrae todo el sabor natural de los alimentos. Estos se cocinaban a fuego lento durante horas. Se puede decir, por tanto, que la cocina tradicional constituye la base sobre la que emergen otros tipos de cocina, como la cocina de vanguardia, por ejemplo. Como todo en la vida, necesitamos evolucionar y de igual forma así ha ocurrido en la cocina tradicional.

 3. Cocina de aprovechamiento.

Hace años nuestros antepasados no disponían de tanta tecnología ni electrodomésticos que les ayudaran a mantener frescos y por más tiempo los alimentos. Es por ello que una de las características de la cocina tradicional más representativas es el aprovechamiento de los productos. Antes de tener que tirarlos, se preparaban diferentes recetas con un mismo producto. El imaginario era fundamental para no comer siempre lo mismo.

 

Forma parte de nuestra historia y cultura popular. Por ello, en Ramón restaurante la cocina tradicional es nuestro estandarte. Recetas en las que el producto es el principal protagonista y en donde todos nuestros platos representan dichas características de la cocina tradicional.

Desde platos de cuchara, guisos, arroces y postres, en nuestro restaurante todo es casero, hecho con esmero y siguiendo el recetario tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *