Restaurante Ramón os desea unas muy felices fiestas

Llevábamos meses esperando el momento de despedir este 2020 que tantos quebraderos de cabeza y situaciones anómalas nos ha regalado. Bien dice el refranero “año bisiesto, año siniestro” y en este sentido, 2020 ha cumplido. Prácticamente desde principios de año nos trajo la mayor pandemia mundial de nuestro siglo y aun hoy en día cruzamos los dedos para que esa ansiada vacuna -o vacunas- nos devuelvan a la normalidad a la que acostumbrábamos.

Pero lejos de quedarnos en el pasado, en restaurante Ramón nos gusta más mirar hacia el futuro. Y el que nos imaginamos para 2021 parece ser bueno. Debemos ser positivos porque, ¿qué más puede ir peor que en 2020?

A pesar de todo lo acontecido, de estar varios meses paralizados haciendo cuarentena en nuestros hogares, con el país funcionando con lo justo, en restaurante Ramón no perdíamos la esperanza. Nos adaptamos a lo que se venía y allá por junio volvimos a encender nuestros fogones con cierta normalidad. Esta COVID no solo nos ha traído momentos funestos; nos abrió los ojos y nos hizo ser conscientes de que todo puede cambiar en un segundo.

Nuestro balance anual de 2020: cambios y mejoras


Nos vimos obligados a reducir nuestro aforo, a intensificar nuestra limpieza, a implementar nuevos elementos que nos permitieran hacer nuestro trabajo de forma segura, tanto para nuestros clientes como para todo el equipo del restaurante. A la incorporación de las mascarillas personalizadas, nos replanteamos y estrenamos nueva indumentaria; ofrecimos un formato de carta digital para aquellos clientes que quisieran echarle un vistazo; eliminamos botellas de aceite y saleros y en su lugar ofrecimos estos productos en monodosis para garantizar un único uso de los mismos; y a nuestro mobiliario habitual incluimos una zona anti-covid a la entrada del restaurante para que todo el que accediera pudiera hacerlo de manera más segura… Muchos cambios que nos han permitido seguir adelante.

Pero no solo en apariencia, la crisis sanitaria también nos abrió camino en el mercado del take away, o como siempre hemos conocido, “comida para llevar”. En un principio, toda nuestra carta quedó reducida en unos pocos platos hasta que finalmente pudimos abarcarla en su totalidad con la reanudación total del servicio en el local.

Hace apenas un mes, decidimos dejar a un lado los servicios de cenas los fines de semana. La situación, aunque mejor que a mediados de año, infundió un toque de queda que, entre otras cosas, quisimos apoyar. Es ahora, y de manera excepcional, que durante el mes de diciembre hemos retomado nuestro horario de cenas los viernes y sábados (excepto los días 25 y 26 de diciembre).

Retomando tradiciones y viejas costumbres para hacer la vida más placentera

Además, no hemos dejado de lado nuestras costumbres. Por ello, hemos preparado un menú especial para Nochevieja, para que además de hacerlo de forma segura, puedas disfrutar de un inicio de año como se merece (Recuerda que los encargos se podrán realizar hasta el lunes, 28 de diciembre).

Confiamos en que 2021 traerá cosas buenas, pero sobre todo hay que mantenernos firmes y positivos, con motivación y ganas de hacer cosas para hacer frente a cualquier situación que se presente. Las buenas expectativas están centradas en LA vacuna que pare todo este caos que ha provocado la COVID-19. Pero no dejemos que nuestra felicidad dependa solamente de factores externos; nuestra actitud hacia la vida marcará la diferencia.

¡Felices fiestas y feliz 2021!

El equipo de restaurante Ramón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *