Así ha sido la reforma en restaurante Ramón: pequeños cambios que marcan la diferencia

Nos encanta estrenar, disfrutar de las cosas nuevas en nuestro día a día. Y por ello, creíamos que ya era hora de hacer una reforma en restaurante Ramón. No han sido todas las que nos gustaría, pero sí las más necesarias a día de hoy, en cuanto a mejorar el trabajo y la estética del local.

Tras casi veinte años en activo, el pasado mes de septiembre acometimos el riesgo de cerrar casi tres semanas para llevar a cabo los trabajos de reforma. Lo más destacado sin duda, nuestra barra. Ahora reconvertida en una minimalista y elegante vinoteca donde exponemos nuestros vinos, cavas y champanes. Un elemento que, además, constituye una delimitación entre sala y cocina, capaz de acoger e insonorizar el ambiente. Es nuestro mejor escaparate, ya que, a pesar de disponer de carta de vinos como tal, a veces no está de más echar un buen vistazo a nuestra oferta.

reforma en restaurante Ramón

También decidimos mejorar las instalaciones de nuestra cocina. Principalmente, el objetivo fue hacerla más espaciosa para facilitar el trabajo y la organización dentro de la misma. Con ello además, podremos agilizar las comandas y llevar a cabo más elaboraciones simultáneamente. Como en el caso de los arroces, sobre los que nos hemos volcado estos últimos meses, sin dejar de lado nuestra especialidad: los platos de cuchara.

reforma en restaurante Ramón

 

Con la reforma en restaurante Ramón nuestra sala cambia de aspecto pero no su esencia


Y por último, otra de la reforma en restaurante Ramón a nivel estético ha sido la renovación de parte del mobiliario. Así, hemos cambiado las sillas y las lámparas de sala, aportando un toque actual y sofisticado sin resultar demasiado ostentoso. Ahora predomina una estética sobria, minimalista y relajada con la que seguimos transmitiendo nuestros valores de tradición, familiaridad y cuidado por los detalles.

reforma en restaurante Ramón

Si has estado recientemente en restaurante Ramón ya habrás notado la diferencia. Si no es así, ¿a qué esperas para ver el resultado en persona?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *