Restaurante Ramón modifica su horario de cenas

Ramón modifica su horario de cenas

La semana pasada os comunicábamos a través de nuestras redes sociales que habíamos decidido cerrar las noches de viernes y sábados. Eran los dos únicos días de la semana que nuestro restaurante se ponía en marcha para servicios de cena pero lamentablemente, y debido a la complicada situación social y sanitaria que estamos atravesando, hemos tenido que adoptar esta decisión.

En plena segunda ola de la COVID-19, son muchas las restricciones y normativas que debemos seguir para, de algún modo, cuidarnos y frenar el colapso sanitario. Y una de las más populares es el “toque de queda”. Para nuestra localidad la hora tope son las doce de la noche, un momento en el que muchos de nuestros clientes aprovechan para ultimar su cena con postres, cafés e incluso copas. La típica sobremesa ya no será posible más allá de la media noche.

Las costumbres sociales se han visto alteradas. Cada vez son más los clientes que deciden venir a comer y disfrutar de un rato agradable hasta bien entrada la tarde. Por ende, en la noche, pocos quieren disfrutar de la velada teniendo que estar pendientes de la hora.

Ramón modifica su horario de cenas pero puedes venir a comer cuando quieras


Por ello, restaurante Ramón modifica su horario de cenas y se ha decidido que a partir del 6 de noviembre y hasta nueva orden, permanecerá cerrado las noches de viernes y sábados. Se trata de una medida excepcional que podrá cambiar con el paso del tiempo cuando toda esta situación mejore. Mientras tanto, seguiremos ofreciendo nuestra cocina en horario de comidas, todos los días de la semana, de 13 a 16 horas.

Además, nuestro servicio de comida para llevar, puesto en marcha durante la primera crisis de la COVID-19, sigue en marcha. Durante todos los días de la semana, y en horario de comida, podrás llamarnos y encargarnos cualquier plato de nuestra carta que te apetezca. Te indicaremos la hora de recogida y podrás disfrutar de nuestra cocina también en casa.

Debemos ser comprometidos y responsables frente a la complicada situación socio-sanitaria. Por ello, además de mantener la distancia mínima de 2 metros, lavarnos las manos, y llevar siempre la mascarilla, debemos acatar las nuevas restricciones que los expertos nos vayan instaurando. Cuanto antes nos concienciemos, antes saldremos adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *