Qué es mejor, ¿carne o pescado?

A nivel nutricional, la creencia popular ha perjudicado a la carne frente al pescado, haciendo creer que el segundo proporciona mejores sensaciones y aportes nutricionales que el primero. Se dice que el pescado es más saciante y menos calórico pero lo cierto es que tanto la carne como el pescado, son igual de nutritivos.

La diferencia radica principalmente en el tipo de carne o pescado que consumamos; ni uno es tan bueno, ni el otro es tan malo. Por ejemplo, el pescado azul como el atún, el salmón, las sardinas o los boquerones, es entre un 2 y un 5% más graso que el blanco, por lo que pueden contener más toxinas… pero a su vez, el pescado azul es muy beneficioso para el corazón.

Por otro lado, recientemente ha habido una oleada en contra de la carne procesada, del tipo hamburguesas, salchichas o albóndigas. De estos productos cárnicos se dice que contienen múltiples aditivos tóxicos para nuestro organismo (conservantes, potenciadores de sabor, dextrina, almidón). Pero, ¿sabías que el salmón puede llegar a ser 5 veces más tóxico que una hamburguesa?

qué es mejor, ¿carne o pescado?

Esta increíble reflexión –y muchas otras- fueron extraídas del documental Pescado, ¿no tan sano? emitido en 2014 sobre las prácticas de las piscifactorías para satisfacer la creciente demanda de pescado de los últimos años. A partir de entonces muchos nos preguntamos, ¿es el pescado realmente tan sano? ¿Está exento de aditivos?

Qué es mejor, ¿carne o pescado? La procedencia es la clave

Si lo pensamos detenidamente, los pescados que proceden de piscifactorías están sometidos a prácticas similares a las de la carne: los alimentan con piensos para que crezcan más rápido y alcancen un tamaño “estándar”, y una vez crecidos, se comercializan de muy diversas formas que pueden incluir desde envasados con conservantes y otros aditivos, hasta el descontrol en la cadena de conservación, debido a la participación de diferentes intermediarios.

Por lo tanto, sobre qué es mejor, ¿carne o pescado?, la procedencia de los productos determinará la calidad y salubridad de los mismos; si éstos proceden de animales en libertad o semi-libertad que se alimentan de manera natural y que están mínimamente medicados, que sigan sus instintos y costumbres de vivir, comer y dormir cuando corresponde, será el producto más recomendado.

Tanto la carne como el pescado son beneficiosos para nuestra salud y según nuestras carencias nutricionales y estilo de vida, deberemos consumir más uno u otro producto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.