¿Por qué en invierno nos apetecen más los platos de cuchara?

en invierno nos apetecen más los platos de cuchara

Parece que con la llegada del frío nos apetecen más los platos tradicionales y de cuchara. No es algo que le ocurra a unos pocos, sino más bien una respuesta psicológica de nuestro cerebro. Y es que sí, nuestra alimentación puede cambiar dependiendo de la época del año en la que nos encontremos sin apenas darnos cuenta. Pero, ¿por qué ocurren estas apetencias culinarias con la bajada de temperaturas?

Aunque en nuestra gastronomía se encuentren una amplia variedad de recetas, lo cierto es que muchos productos cuentan con versiones que podríamos considerar más apetecibles con el calor o el frío. Más en concreto, los platos de cuchara pueden ser muy variados. En verano no falta el gazpacho andaluz, mientras que en invierno las legumbres protagonizan fantásticos y deliciosos platos como la fabada o la olleta.

En invierno nos apetecen más los platos de cuchara porque ayudan a regular nuestra temperatura corporal


Pero no podemos decir que nuestro cuerpo “necesite” una mayor ingesta de calorías cuando hace frío. Todo dependerá de nuestra actividad física ya que el metabolismo es el mismo durante las diferentes estaciones del año.

Todo está en nuestra mente. Y es que con el frío nuestra sensación de hambre puede verse incrementada porque nuestra temperatura corporal baja. Y por ello aquello de… “para mantenernos calentitos nada como un plato de cuchara caliente”. De esta forma, entramos en calor inmediatamente.

En cambio, con el calor nos deshidratamos más rápidamente y nos empiezan a apetecer platos más ligeros y frescos que nos sacien pero que no nos provoquen digestiones pesadas. De ahí que, por ejemplo, podamos seguir disfrutando de las legumbres en forma de ensaladas.

Por tanto, si en invierno nos apetecen más los platos de cuchara y además disfrutas con la cocina tradicional, en restaurante Ramón te ofrecemos una amplia variedad en platos de cuchara. Desde caldo con fasegura, pochas con atún, lentejas, gazpachos de rape y gambas, fabada… te ofrecemos muchas opciones entre las que elegir. Muchas de ellas por encargo, aunque también disponemos a diario de al menos dos propuestas diferentes.

Los platos de cuchara en restaurante Ramón nunca faltan… ¡ni tampoco fallan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *